21 formas para trabajar desde casa HOY mismo

Hay muchas formas de conseguir la libertad financiera que deseamos. Pero que muchas

Una de las mejores es poder trabajar desde casa o el lugar que queramos, sin jefes, sin horarios, sin nada.

Trabajar como nos venga en gana.

Trabajar cuando nos apetezca, siempre y cuando sepamos cumplir nuestros objetivos financieros de cada mes.

Hay formas y maneras de todo tipo en internet.

Pero una de las mejores es trabajando desde casa.

Trabajar desde casa nos brinda mayor libertad.

Nos brinda la posibilidad de no tener que buscar transporte para ir a la oficina, de no levantarnos temprano si no queremos, de no tener que aguantar jefes que no nos gustan.

Todo eso es posible trabajando desde casa.

Yo he trabajado desde casa. Yo trabajo actualmente desde casa.

Por eso puedo decirte sin pelos en la lengua todo lo que he aprendido.

Pero no voy a venir a abrumarte con ventajas y desventajas de trabajar desde casa, porque seguro que ya sabes de qué va el asunto.

Ya sabes que te enfrentas a la pereza de estar en tu zona de confort.

Sabes que te enfrentas a la decisión de trabajar o mirar la tele.

Sabes que te enfrentas a la elección de hacer las cosas porque quieres hacerlas, o no hacer nada.

A fin de cuentas ya no hay jefes que te presionen.

Tú eres tu propio jefe.

Tú decides todo, siempre.

Trabajar desde casa es una bendición. O una maldición.

Tú decides qué será para ti.

En todo caso, aquí están las 15 mejores formas de trabajar desde casa (o desde donde te plazca cada día).

Claro está que muchas tienen que ver con internet, que es una oficina portátil.

Comenzamos.

Asistente virtual

El puesto de secretaria (presencial) es uno de los que está más propensos a desaparecer. La digitalización es uno de sus enemigos confesos.

Muchos de los trabajos que antes se hacían por una secretaria hoy han sido sustituidos por sistemas, aplicaciones, programas de todo tipo.

Y los que todavía no pueden ser hechos por máquinas, se hacen digitalmente.

Es allí donde entran los asistentes virtuales.

Es como la secretaria de toda la vida, pero por internet.

Un asistente virtual necesita conocer Office (o cualquier paquete ofimático que se precie), lo elemental de cuentas y administración, y saber manejar las agendas de sus clientes.

Aligerar las cargas de ellos y dejarle el tiempo para las tareas que son más pesadas.

¿Cuál es la ventaja? Que al realizarse desde internet, un asistente virtual puede tener uno o más clientes.

Todo dependerá de lo bien que sepa gestionar su tiempo y su trabajo.

Las ganancias pueden superar los 1.000 euros, aunque incluso puede tratarse de un trabajo por horas.

Esto último en caso de que no quieras dejar tu empleo actual, o quieras dedicarte en parte a otro negocio.

¿Eres secretaria convencional? Esta puede ser una forma de reinventar tu carrera. Sí, trabajando desde casa.

Profesor o tutor

Otra de las carreras que poco a poco irá cambiando es la de la educación. Todas las ramas de la educación.

Le tengo cierto recelo a la educación. Voy y vengo de ella constantemente.

Considero que se trata de un dinosaurio.

Un animal gigantesco, que maneja tantos recursos, pero que todavía no se adapta a los nuevos tiempos.

La sociedad avanza más rápido que la educación.

Por eso estamos como estamos.

Vaya. Ando filosofando mucho estos días. Ha de ser el café…seguramente.

Pues, hoy mucha gente se forma por internet.

Por Skype, comprando cursos, comprando horas de estudio a profesores particulares.

Tú puedes ser uno de ellos.

Y no necesariamente debes tener un título de educación colgado en la pared.

Con que seas un experto en lo que haces y transmitas tu experiencia de forma amena a tus alumnos, todo irá de maravilla.

Los oficios y carreras técnicas son un manjar para la educación online.

Dar clases de cocina, de reparación de aparatos, de instalación de esto o aquello, todo lo que tenga que ver con la tendencia DIY (Hazlo tú mismo) o la tecnología, te irá de perlas.

Enseñar idiomas o música también está siempre con alta demanda.

Especialista en soporte técnico

Relacionado con lo anterior.

¿Te acuerdas cuando llamábamos a un técnico para que viniera a revisar X aparato o sistema?

Pues, eso también se hace por internet.

Y salvo excepciones donde se necesita un técnico de empresa, el soporte técnico lo puede hacer cualquier persona con comprobadas experiencias.

Si te certificas, mucho mejor, tendrás más clientes.

Estos servicios de soporte pueden reparar equipos, diagnosticar y reparar sistemas, hacer instalaciones y hasta servir de consultores para que las personas tomen buenas decisiones al adquirir un producto o servicio.

Al igual que en el caso de los asistentes virtuales, es mucho mejor que trabajar para una única empresa, porque puedes elegir hasta cuántos clientes puedes atender en un mes, en un año,…

Tú pones el límite dependiendo de tus capacidades y tu tiempo.

Algunos especialistas en soporte técnico (los de disciplinas más complejas) hacen grandes cantidades de dinero cada mes.

Si sabes de cosas complejas como instalar antenas de internet satelital o configurar equipos de energía eólica, estás con el mundo a tus pies.

Puedes trabajar fácilmente como instalador independiente o en plan de “resolver problemas” a todas las personas que te lo pidan.

Tengo que admitirlo. Es una de las ideas que más me gustan.

Cuidar bebés

 

 

La niñera de toda la vida. Incluso se puede trabajar de la forma tradicional.

No hace falta web ni anunciar servicios.

Sólo demostrar que eres buena en lo que haces.

Por la forma de vida que lleva mucha gente, tener hijos es una cosa y poder cuidarlos otra muy diferente.

O los cuidas o sales a trabajar para darles el sustento diario.

Las personas eligen poder sustentarlos bien, y delegan las labores de cuidado en personas que sepan de oficio.

Tú puedes ser una de esas personas.

Pueden ser bebés o niños ya mayores, pero las labores son prácticamente las mismas.

Puedes incluso cuidar y educar a la vez (ganas más dinero).

Es otra idea en la que puedes gestionar la cantidad de clientes que puedes tener a la vez, dependiendo de tus capacidades.

Por tanto, mientras mejor te lleves con este mundillo, más ganancias puedes tener.

Claro está que te deben gustar los berrinches de vez en cuando.

Pero no pasa nada. Te estás ganando la pasta en casa. Un sueño hecho realidad.

Cuidar mascotas

Aunque no lo creas, muchas personas cuando se van de viaje y no tienen con quién dejar a la mascota, recurren a personas que demuestren que pueden con ello.

Y les pagan por hacer el trabajo.

Lógicamente, se trata de clientes que tienen la necesidad de que cuiden a su mascota por la imposibilidad de recurrir a otra solución.

Pero no son casos excepcionales.

Hay muchas personas, en este momento, deseosas de que alguien les cuide a su mascota.

Tú puedes ser esa persona.

Aquí sí necesitas comerciar tus servicios. Buscar personas interesadas. Avisar e informar a tus amigos, vecinos, familiares.

Alguien puede necesitar de este servicio.

Cuidar una mascota puede ser más fácil que cuidar un bebé.

Comida, agua, atención, poco más.

Salvo que te especialices en cuidar animales exóticos como panteras, tarántulas o lagartos, todo iría fantásticamente bien.

Tu trabajo se cobra por horas, o por tiempo en realidad, ya que pueden ser semanas o meses enteros los que debas permanecer con ese animal.

Sé de casos en los que una persona recurre a estos servicios por 2 meses seguidos. Se deja un pastón en el trámite, pero se asegura de que su animal estará bien atendido para cuando él vuelva.

La tranquilidad tiene un precio. Y hay quienes lo pagan bien.

Dropshipping

Una de las maneras más sencillas de comenzar un trabajo en casa es de esta manera.

Es tener una tienda sin inventario.

Ser una fachada de un negocio que es en realidad un puente.

Vamos a un ejemplo.

Tú tienes una página web.

Mi tienda de peluches (.) com

Pero no tienes ni un peluche en casa.

Has revisado en páginas online (de China, que son baratas).

Has visto 10 peluches escandalosamente económicos y que puedes vender en tu país a buen precio.

Descargas las fotos, las especificaciones y haces anuncios de ellos en tu web.

Pero no tienes ni un peluche en casa.

Le colocas un precio mayor, que será tu ganancia.

Una persona compra en tu web.

Quiere el peluche #5.

Cuesta 5,24 euros en la web china.

Tú lo vendes en 12,25 euros en tu web.

¿Qué haces?

Cuando la persona compra (+12,25 euros), tú compras en la web china (-5,24 euros) y colocas como dirección de envío el domicilio del cliente que te ha comprado a ti.

Por consecuencia, la persona recibirá el producto, tú habrás ganado un cliente y, además, 12,25 – 5,24 = habrás ganado 7,01 euros.

Eso es dropshipping.

Una de las mejores formas de comenzar a trabajar desde casa por internet. Y sin prácticamente ninguna inversión inicial.

Recuerda: todo está en el margen de ganancia.

Influencer

¿Te has preguntado alguna vez cómo ganan dinero los influencers?

¿Personas que se pasan todo el día en casa con una cámara hablando tontadas y que a final de mes presumen de todo lo que han logrado?

Sí. Seguro que te lo has preguntado.

Estas personas ganan dinero gracias a las comisiones que le generan los productos que recomiendan a través de sus redes sociales.

Algunos tienen página web también.

La mayoría tiene perfil en una única red social. Y les basta.

Por ejemplo, pueden ganar 500 euros por recomendar y lograr que su marca venda 10 unidades de un producto de maquillaje.

Pueden ganar 1.000 euros recomendando comprar un ordenador para gaming.

Pueden ganar [INSERTE AQUÍ LA CANTIDAD DE DINERO] por recomendar [INSERTE AQUÍ EL PRODUCTO].

Así gana dinero un influencer.

Lo bueno de esto es que se puede ser un influencer de casi cualquier cosa.

Necesitas combinar 2 cosas: (1) que seas un experto en algo y se note (2) que mucha gente te siga e interaccione contigo porque eres un experto en eso, y se nota.

Si logras esto, estás condenado a tener éxito como influencer.

Necesitarás manejar redes sociales como Dios, hacer campañas en ellas, ganar seguidores y sobre todo, ser constante y consecuente. No ganarás 1.000 euros mañana. Pero es un trabajo que va escalando a medida del empeño que pongas.

Libros electrónicos

Una de las personas que siempre he querido ser es esa que se levanta a la hora que quiere, va por una taza de café y se sienta frente al ordenador a escribir.

Pero no a escribir posts en Facebook quejándose del día.

A escribir libros.

Puede ser una novela o una guía para conquistar rubias.

Pero escribir libros.

Eso es ahora posible y ya no se necesita de 2 cosas que antes eran importantes:

  1. Una editorial
  2. Tener talento

Hoy en día cualquiera puede publicar un libro porque existen servicios como Kindle de Amazon, Lulú, Bubok, pare usted de contar.

Además, como dije, ya no hace falta ni talento porque he visto unos best sellers en esas plataformas que dan ganas de llorar.

¿Por qué no puedes ser tú el próximo autor más vendido de estas plataformas?

Es una de las formas de trabajar desde casa que puedes empezar hoy mismo, porque todos sabemos algo y tenemos algo que contar.

Además, no necesitas mucha materia prima para empezar.

Finalmente, me gusta porque un libro lo vas a escribir una vez. Y ya. El resto es vender. Si vas a vender mil ejemplares no tienes que escribir mil veces. No. Una y ya.

Ingresos pasivos, además.

Luego puedes seguir escribiendo más libros.

Crea y vende cosas

Estamos ante una de las mejores y más sencillas maneras de ganar dinero desde casa que puedes comenzar ahora mismo.

Pero necesitas saber hacer algo con tus propias manos.

Puede ser un talento como tejer, coser, hacer figuras de porcelana, arcilla, madera, lo que sea.

Un trabajo manual por lo que otras personas estén dispuestas a pagar.

Los trabajos artesanos están muy bien valorados actualmente.

Muchos de estos productos pueden venderse en tiendas online como Amazon o Ebay.

Incluso puedes vender cosas desde tu propia web o a tus amigos y familiares a través de los servicios de mensajería instantánea o redes sociales.

De todos los trabajos donde hay que hacer algo para venderlo, me quedo con la cocina y con la carpintería.

Son cosas que posiblemente todos deberían saber hacer. Al menos lo básico.

Pero la realidad es que hay personas que no saben nada de madera.

Y hay personas que no saben cocinar bien.

Por eso, si algunos de tus dotes pasan por hacer arte con tus manos, debes saber que puedes comenzar a ganar dinero con ello desde el primer momento.

Para tener éxito debes saber gestionar inventarios, materias primas, gastos e ingresos, a fin de que siempre tengas más ganancias.

Considera además tener un taller en casa.

Emprendimiento online

Hace unos 10 años, cuando hablábamos de crear una empresa, lo primero que pensábamos era el local.

El domicilio físico.

¿Dónde la vamos a tener?

Que debe ser céntrico, que el arrendamiento no sea costoso, que esto y aquello.

Hoy pensamos que si debe ser .com o debe ser .store

¡Vaya! Hemos evolucionado mucho como seres humanos desde entonces.

Esa facilidad de iniciar un negocio es lo que me hace recomendarla como una idea para trabajar desde casa.

Porque ya no hace falta domicilio físico.

Tu casa es tu nueva empresa, y tú decides dónde quieres la oficina.

Así de sencillo.

El emprendimiento online te permite llevar varias webs, de distintos negocios, y manejarlas desde la misma casa.

Es lógico que tengas que hacer registros mercantiles, darte de alta aquí y allá para tener todo lo legal cubierto, pero podrás trabajar cómodamente desde casa.

En pantuflas y en pijama.

Tu sueño hecho realidad.

El emprendimiento online es una forma de vida, al igual que el emprendimiento tradicional.

Por eso, antes de decidirte por cualquier idea que genere dinero, debes elegir algo que realmente te guste.

Vas a dedicarle alma y vida a ello. Más vale que valga la pena.

Si no, corres riesgos de no tener éxito.

Alquila algo

Partamos desde la base de que todos tenemos algo que nos generaría dinero si lo ponemos en alquiler.

Un coche.

Un inmueble que no usamos.

Una bicicleta.

Un ordenador potente (para diseño, para videojuegos,…).

Todos tenemos algo para alquilar.

Incluso, lo podemos comprar para la ocasión.

El alquiler es una de las mejores formas de ganar dinero todos los meses. Porque pones a funcionar el producto una única vez, y el resto es ganar dinero y costes menores de mantenimiento.

Desde luego, el dinero ingresado por el alquiler de un coche y de un inmueble (habitación, piso, oficina) es el que más nos interesa.

Pero puedes comenzar alquilando cualquier cosa por lo que otras personas estén dispuestos a pagar.

Analiza el mercado. Analiza tu vecindario.

¿Qué necesidades puedes cubrir alquilando determinadas cosas?

¿Existe la necesidad?

Pues, comienza ya mismo.

Incluso puedes crear la necesidad, así como los espacios de coworking.

¿Alguien tenía tanta necesidad de trabajar en una oficina por horas antes de que existieran las plataformas de coworking?

Yo creo que no.

Pero ahora parece que no podemos vivir sin ellas.

De allí que el alquiler (de cualquier cosa) sea una de las mejores maneras de ganar dinero mientras duermes.

Inversor online

Los mercados bursátiles han dejado de ser un lugar lejano en el que sólo invierten los lobos de Wall Street.

Hoy se puede invertir desde internet. Y eso es algo que debemos aprovechar.

Está el mercado del Forex, las opciones binarias, los fondos mutuos, los indexados.

Hay todo un mundo de posibilidades en los que se puede invertir.

Está claro que debes formarte antes de lanzarte al agua, pero valdrá la pena.

Necesitarás un capital (dependerá del mercado en el que quieras entrar), pero luego irás generando ingresos adicionales cada mes.

No he colocado esta idea al inicio porque para generar un sueldo entero necesitas un capital considerable. Y pocos pueden darse ese lujo.

Pero puede ser un ingreso adicional a otro trabajo que realices desde casa. Y allí sí que vale la pena ingresar a las inversiones online.

No tienes que ingresar a las más difíciles o donde están los mejores.

Puedes ir a lo seguro (fondos indexados, oro,…) y generar dinero cada mes, cada año,…

El dinero generado por las inversiones es dinero pasivo, por lo que resulta algo todavía más interesante.

Ya luego hablamos de interés compuesto, apalancamiento y demás, y la cosa suena mucho mejor.

Programador

Una de las carreras con más futuro en el mundo actual constantemente digitalizado es la programación.

Programación web, de aplicaciones, de creación de programas de ordenador, incluso programación para crear algoritmos complejos como los de las criptomonedas.

La programación es más necesaria cada día.

Y estás perdiendo mucho dinero por no trabajar en este campo.

Si te gusta la programación o no tienes problema en comenzar a formarte en ella, debes saber que es uno de los mejores campos para trabajar desde casa.

Para programar sólo necesitas tus conocimientos y un ordenador.

Da igual el lugar en el que te encuentres.

Salvo que tu cliente te pida expresamente que estés en una oficina junto a ellos. <- esto es mejor porque paga más.

Entonces, como programar te permite ser libre de trabajar en cualquier lado, nada mejor que hacerlo desde casa.

¿Por qué lo he colocado al final? Porque no a todos se les da bien programar.

No todos conocen PHP, Perl, Ruby y esas virguerías.

Pero si eres de los que sí conoce estos términos y está dispuesto a mejorar en ello, puedes encontrar en la programación un modelo de trabajo que te permita generar dinero sin tener que salir de tu domicilio.

Traductor

Siempre he dicho que conocer un idioma es llevar una fuente de trabajo contigo, a donde sea que vayas.

Es tener una de las experiencias que hoy, incluso, muchas personas no tienen.

Dominar una segunda lengua te permite trabajar en un lugar y en otro, sin importar el idioma que hablen.

Dentro de todos los trabajos posibles, por la facilidad, la traducción es el que recomiendo.

La traducción se puede realizar desde casa, sin importar que…

…te dediques a traducir documentos legales.

…te dediques a traducir artículos y contenido web para sitios y blogs.

…te dediques a traducir audios y conversaciones en video llamadas por Skype.

Sí. Todo eso lo puedes realizar desde tu casa.

En pijama y pantuflas, claro que sí.

¿La única pega? Pues, que necesitas sí o sí conocer otro idioma como la palma de tu mano.

¿El punto a favor? Que al igual que otras ideas que he comentado en esta lista maravillosa, tú decides tu límite.

Decides la cantidad de clientes.

Decides tus tarifas.

Decides el tiempo que le quieres dedicar.

El resto vendrá de la ecuación de Clientes x Tarifas x Tiempo dedicado. Mientras más sumes en esos ítems, mayores serán tus ganancias.

Redactor de contenidos

Ya sabes que a veces digo cosas y luego no recuerdo.

Más arriba dije que el mundo se está digitalizando constantemente.

Vamos hacia todo digital. Todo todo.

Ya luego cuando venga el gran apagón no sé dónde nos vamos a meter. Pero bueno, para lo digital es que estamos caminando. No se puede nadar a contracorriente.

Sigo filosofando…

Bueno, decía, vamos hacia lo digital.

Y hoy hay muchos medios digitales, muchos blogs, muchos portales de noticias y sitios especializados en diversidad de temas.

Sitios que necesitan contenidos. Todos los días, a toda hora.

Si sabes escribir, si tienes el talento de la escritura creativa y manejas con soltura un tema en concreto, puedes cobrar por generar contenidos originales sobre ello.

Hay tantos sitios que alguno se interesará en tus servicios.

Al igual que en el caso anterior, dependerá de la ecuación de clientes, tarifas y tiempo dedicado. Pero es un trabajo que tampoco necesita de mucho.

Un ordenador, un programa de escritura, una conexión a internet y muchas ganas de hacer las cosas bien.

El resto vendrá por añadidura.

Youtuber

No hay que ser un adivino para notar el increíble potencial de las redes sociales.

Ni qué decir de las redes en video.

Nos gustan los videos y las fotografías. Es así.

Mejor que leer, seguramente.

Sobre todo para los que son vagos.

Youtube es la plataforma líder en videos, al menos hoy en día.

Los videos cortos en Instagram van ganando terreno poco a poco.

Pero, por ser Youtube la más popular, todavía le decimos youtuber a esa persona que hace contenidos en video para redes.

Ya luego no importa si los publica también en Vimeo o en Instagram.

Un youtuber gana dinero por publicidad dentro de la plataforma.

En el caso de Youtube gana con AdSense, el sistema de publicidad de Google.

Te paga por cada visita que recibas.

Muchos youtubers famosos empezaron como empezarás tú: de uno en uno.

Bastará un video viral para que se haga rentable tu trabajo.

No necesitas mucho.

Una cámara.

Un micrófono.

Un editor de video (si es necesario).

Un buen mensaje y un estilo muy definido.

¿El tema?

Lo que se te ocurra.

Hay canales de Youtube dedicados a casi cualquier cosa que imagines.

Piensa en algo que te guste.

En algo que busquen las personas en Youtube.

¿Ambas cosas conducen a caminos similares?

Ese puede ser el tema del que has querido hablar siempre.

Considera además la posibilidad de negociar reseñas o revisiones con marcas.

Así hacen muchos youtubers.

Lo que sí: tendrás mucha competencia.

Así que no intentes copiar nada. Se tú. Se original.

Compra, mejora y vende

Otra idea de esas que se me ocurren.

Una de las formas más rápidas de ganar dinero es comprando y vendiendo cosas.

Especulación pura y dura.

Sin embargo, así como lo pinto no va a dejar muchas ganancias.

Saldrás corriendo despavorido de este blog y dirás que no valdrá la pena el esfuerzo.

Y tendrás razón.

Por eso, una de las mejores formas de ganar dinero así es intercalando un paso adicional: la mejora.

Entonces,…

Compras algo. Lo mejorar. Luego lo vendes.

Ejemplo:

Compras un coche usado, lo modificas en rendimiento, luego lo vendes.


Puede ser con absolutamente cualquier producto que se te ocurra.

Obvio debe ser un producto que sea popular, de fácil comercialización, y que puedas mejorar.

No necesariamente debas mejorarlo tú.

Por ejemplo, los ordenadores siguen siendo una excelente manera de ganar dinero de esta manera.

Pero no todos sabemos desarmar y armar un ordenador en poco tiempo.

Es en esos casos donde se puede delegar ese paso intermedio.

Lógicamente, las ganancias serían menores. Pero incluso puedes aprender y seguir haciéndolo tú.

Cuando quería tener un poco de dinero para tomar unas cervezas, y no encontraba una idea tan sencilla de hacer, recurría a esto.

Compraba cosas usadas que tuvieran un precio muy hacia abajo.

Las mejoraba un poco. A veces sólo compraba un par de accesorios (que no requerían mayor instalación).

Luego vendía el combo completo.

Las ganancias nunca bajaron del 30% por cada transacción, de modo que puedo asegurar que es más rentable que la compra – venta a secas.

Edición de videos

Desde pequeños cortometrajes hasta videos virales que no duran más de 30 segundos, ¿sabes cuál es la relación entre todos los videos populares en redes?

Que la mayoría no están hechos en una sola pieza.

Es obvio que lo sabías.

…¿lo sabías verdad?

La edición de videos sigue siendo un servicio muy demandado en internet.

Y si hay más personas haciendo videos para sus canales de redes, más personas necesitarán alguien que edite.

Porque editar no es fácil, pero se aprende rápido.

Y si le echas ganas, puedes en poco tiempo comenzar a facturar algo.

Puede ser un ingreso adicional, o puede ser tu trabajo a tiempo completo.

La edición de video es un arte.

La calidad y el éxitos de los videos dependerá, en mayor grado, de cómo lo editen.

Por eso es un trabajo que se paga increíblemente bien.

Para hacer esto necesitarás de la ayuda de software.

La mayoría de las veces tendrás que pagar una suscripción mensual para usar el software.

O si no, comprar una licencia de determinados programas.

Vegas Pro, Camtasia, Adobe Premiere,… las posibilidades son diversas.

Sin embargo, si vas a comenzar y si no quieres gastar nada, en Linux hay opciones gratuitas.

Desde luego, si piensas profesionalizarte, tendrás que estudiar mucho, leer tutoriales y manuales, y saber que será en MacOS y Windows donde te destacarás, ya que allí están los programas usados por profesionales.

Piénsalo.

La mayoría de los youtubers de la red no editan los videos por su cuenta. Le pagan a alguien más para que se haga cargo.

Coaching y asesoría

Esta es una idea de trabajo desde casa (lógicamente online) que se me ha ocurrido y que pienso ejecutar en primera persona.

No sé cuándo, pero lo haré.

Como verás, el sector del coaching es lo suficientemente grande como para pecar de generalista.

Pero es precisamente esa “amplitud” lo que permite que lo recomiende.

Y que siempre quede bien en todos los aspectos.

Tú puedes trabajar en coaching.

Puedes ser coach.

Puedes serlo porque no existe un único ramo para el coaching.

Este puede ser coaching financiero.

También puede ser coaching de relaciones personales.

Coach de recursos humanos y pare usted de contar.

Y no necesariamente tiene que ser coach asociado a la empresa.

Puede ser un coach asociado a la vida, al trabajo, al pequeño empresario.

Tú decides tu especialidad, porque tienes algo que realmente te apasiona y sabes que hay gente deseando pagar por tus servicios.

Del mismo modo ocurre con la asesoría.

Los asesores son fundamentales en muchos ámbitos de la vida.

Trabajan con muchas empresas a la vez, haciéndoles encontrar soluciones y resolver problemas.

Ayudando en la toma de decisiones y demás.

La asesoría es un sector igual de amplio que el coaching, y vuelvo a aplicar lo mismo:

Todos tenemos un talento o una especialidad desde donde podemos ayudar a los demás.

Si ya encontraste esa especialidad, es hora de poner en marcha un trabajo de este tipo.

Si todavía no la encuentras, es hora de formarse.

Y sí, debo admitirlo: el coaching es un trabajo que me gusta y que haré próximamente.

No sé cuándo,…

Instructor de fitness o yoga

Cuando vives más tiempo en internet que en la vida real misma, te das cuenta de algunas cosas.

Por ejemplo, te das cuenta de que las personas ahora se preocupan más por su salud que antes.

Les apasiona más hacer ejercicio.

Les motiva más mantenerse en forma.

No sé si será cuestión de que se han dado cuenta de que están viejos.

De que no pueden hacer las mismas cosas que antes.

No sé, no sé.

Lo que sí queda claro es que la demanda de gimnasios, entrenadores personales, instructores y demás, va en aumento.

Y es una ola a la que perfectamente te puedes subir.

Si eres de los que siente especial pasión por hacer deporte y ejercicio a toda hora, esto es lo tuyo.

Claro, debes tener al menos una formación en el tema para que tus clientes se mantengan contigo.

Puedes enseñar sobre cualquier cosa sobre el bienestar.

Puedes instruir en lo que quieras, siempre que se relacione con ello.

Nutrición.

Ejercicio físico.

Entrenamientos de alto rendimiento.

Yoga o bailoterapia.

La disciplina la escoges tú, después.

Pero lo que quiero dejar en claro es que es un sector tremendamente lucrativo, y donde puedes ayudar a muchas personas.

Puedes atenderles en su domicilio.

Ayudarles con la dieta o a bajar de peso.

Ser hasta un apoyo emocional para los que no ven avances en sus rutinas.

La salud poco a poco nos va importando más, sobre todo si es para prevenir en lugar de corregir.

El ejercicio y la alimentación forman parte importante de eso.

¿Te animas a trabajar desde casa en ello?

Anda, levántate del sofá de una vez…

Asesoría de tesis

Tesis, trabajos de grado,… cómo les llames.

Se trata de trabajos perturbadores que quitan demasiado tiempo, energía, ganas de vivir y pare usted de contar.

Nadie puede decir que su trabajo de grado fue algo fácil de realizar.

Porque no lo es.

Nunca.

Jamás.

¿Por qué no contratar un asesor?

Un asesor no es más que un especialista en la temática.

Conoce todas las triquiñuelas para hacer un mejor trabajo.

Para que tome menos tiempo, energía y ganas de vivir.

Un asesor puede ser alguien que haya transitado ya ese camino.

Las asesorías en trabajos de grado también son actividades muy lucrativas.

Se pagan muy bien.

Y se pagan así porque no son fáciles. O al menos para quienes contratan el servicio es una ayuda titánica la que están recibiendo.

Es posible que para ti sea pan comido.

Y allí quería llegar.

Si eres de los que siente que el trabajo de grado es sólo un documento al que hay que conocerle los trucos, esto es para ti.

Mientras haya matrícula de inscritos en las universidades, habrá clientes potenciales.

Y con la ayuda de internet estas posibilidades se ven multiplicadas.

Claro está que debes hacer un buen trabajo.

Debes, a veces, actuar con mucha discreción y conocer mucho a tus clientes para lograr resultados envidiables.

Pero si te gusta, sabes que es algo que puedes hacer desde casa y con lo que ganarás suficiente dinero.

Nota: si te costó la vida graduarte no busques este trabajo. Llorarás mucho.

Como has podido ver, ganar dinero trabajando desde casa es tan posible que hoy ya mucha gente lo está haciendo.

Pero como yo soy un pan de Dios, te he dejado todos los consejos para que tú también tomes la idea que más te gusta y comiences ahora mismo.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *