Las 10 claves para crear negocios exitosos

Puede que tengas ahora el mejor trabajo del mundo.

Te la estás pasando bien.

No te hace falta nada.

Pero en algún momento el gusanillo del emprendimiento te muerde el cuello.

Y te dan ganas de iniciar un negocio.

Ni que decir si no tienes el mejor trabajo del mundo ni te la estás pasando bien.

Crear un negocio requiere de mucha entereza, disciplina y trabajo.

Crear un negocio exitoso requiere de todo eso y de mucho más que eso.

Requiere de un compromiso que va más allá de todo lo conocido.

¿Tienes lo que hace falta?

Seguro responderás que sí, porque no todos sabemos lo que hace falta.

En resumen, para crear negocios exitosos bastará con seguir algunos consejos, trucos, leyes,…

Aquí te propongo 10 claves para crear negocios exitosos.

Bien pudieron ser 1000 claves, pero llegarás leyendo hasta la #50, te rendirás y pensarás que mejor te quedas como estás.

Nos gusta todo fácil.

Y como nos gusta todo fácil, te dejo esta información lo más masticada y amena que he podido.

Al leerlas, reconocerás que siempre has tenido todo lo necesario para comenzar tu negocio de éxito.

Reconocerás que lo único que hace falta es empezar.

Debes tener la motivación de emprender

Para emprender un negocio necesitas estar motivado a hacerlo.

En realidad, necesitas tener motivación para hacer cualquier cosa en la vida.

Andar por la vida en plan “lo que venga es bueno” es un mal plan.

Ni siquiera es un plan.

Por eso necesitas tener enfoque y motivación.

Debemos entender la motivación como un combustible inagotable.

Como algo que se despierta dentro de ti todos los días y te da un empuje bárbaro.

Hace que te sientas como un Hijo de Odín.

Superpoderoso.

Invencible.

En estado de gracia.

Tu motivación debe ser exactamente así.

Para descubrir y despertar tu motivación, debes basarte en tus sentimientos.

No en tus pensamientos.

Solemos pensar que nos motivan ciertas cosas, pero en realidad nos sentimos motivados por otras.

Puedes partir desde la necesidad o desde el deseo. Eso tiene que ver más con sentir que con pensar.

Para eso puedes hacer un ejercicio básico:

En una hoja de papel. Sí, papel y lápiz para este ejercicio.

Haz una línea divisoria. Mitad y mitad.

En una mitad escribirás “Quiero emprender porque necesito…”.

Y en otra mitad escribirás “Quiero emprender porque deseo…”.

Luego, anotarás 10 motivaciones de cada uno de los lados.

Así, tendrás 10 necesidades y 10 deseos que te impulsarán a emprender.

La motivación es lo que le dará sentido a todo aquello que quieras emprender.

Sobre todo cuando las cosas vayan terriblemente mal.

Te mantendrá vivo. Con ganas de seguir. De sacar todo adelante.

Tu motivación no debe ser el dinero

Hablando de la motivación como una de las claves para crear negocios exitosos, tengo también que aclarar cosas.

Tu única motivación no debe ser el dinero.

Bajo ningún concepto.

Sin ninguna excepción que valga.

Si echas un vistazo a las grandes empresas que existen, han existido y a las ideas que cambiaron el mundo para mejor, notarás algo increíble…

Sus dueños y emprendedores no pensaron en el dinero como motivación principal.

Pensaban en mejorar el mundo, en cambiar las cosas con sus ideas.

Tenían motivaciones que iban mucho más allá de un deseo de llenar sus bolsillos.

Por eso tuvieron éxito.

Y sí, tenemos que admitir que el dinero es necesario para todo.

Incluso simbólicamente estamos pensando y hablando de money.

No lo vamos a negar.

No somos ermitaños ni autosustentables.

Necesitamos dinero para vivir.

Pero si piensas en el dinero como una motivación…

Sea principal, sea secundaria, pero motivación para emprender al fin…

Cuando vengan tiempos malos, tirarás la idea a la basura.

Si tu negocio no genera dinero desde el primer mes, sentirás que no sirve de nada.

Y la verdad es que nadie te puede negar que al cabo de un año sea una empresa gigante.

Pero no esperarás un año.

No.

Quieres el dinero desde el minuto inicial.

Porque el dinero era una de tus motivaciones.

Por eso, cuando vayas a emprender y quieras crear un negocio de éxito, deja el dinero de lado.

Si haces todo bien, los billetes vendrán solos.

Evalúa los problemas que existen

Ya hablamos de las motivaciones.

Primera parte: Motivaciones – LISTO

Ahora vamos a hablar sobre la idea de negocios en sí.

Para crear negocios exitosos necesitas crear ideas de negocios.

Es así como funciona esto y tú no lo vas a cambiar.

No tener una idea, por más motivación que tengas, es no tener nada.

Es como un microondas encendido sin nada que calentar.

Admito que no es la mejor analogía que he escrito. Pero bueh…

Por eso, es importante tener ideas.

Muchas personas son un manojo de ideas con patas.

Tienen ideas para todo.

Ven un problema y piensan en cómo solucionarlo.

Sueñan por las noches con ideas que cambiarán el mundo.

Tienen libretas llenas de ideas, de apuntes, de notas que cambiarán la sociedad.

Pero hay otras a las que generar ideas les cuesta.

Esta parte va explicada más para el segundo grupo que para el primero.

Aunque vale para ambos, tampoco es que es irrelevante.

La mejor manera de conseguir ideas de negocios es evaluando tu alrededor.

  • ¿Qué problemas existen en la sociedad actual? Donde vives, en tu ciudad, país, en tu continente si quieres.
  • ¿Ese problema tiene que ver con otro aún mayor?
  • ¿Las personas están realmente preocupadas por ese problema?Ese punto es elemental. A veces hay problemas en la sociedad, pero la gente está tan tranquila que parece que no hubiese nada.
  • ¿Las personas estarían dispuestas a pagar por solucionar esto?Aquí es donde empieza lo bueno. Si es un problema por el que están preocupados (punto anterior) y es un problema por el que estarían dispuestos a pagar por solucionar, significa que es un problema viable para nuestra causa.

Cuando identificas los problemas que existen a tu alrededor tienes un panorama claro.

Puedes ver qué preocupa a la gente (tu potencial cliente), y de allí partimos a la cuarta clave para crear negocios exitosos.

Piensa en ideas que solucionen problemas concretos

Listo lo anterior.

Ya sabemos los problemas que existen en la sociedad.

Mejor dicho: sabemos esos problemas que molestan a la gente.

Perturban y pagarían por resolverlos.

Esos son los buenos problemas.

Desde allí partirás en la búsqueda de soluciones.

Y esa solución será tu idea de negocios.

A eso te vas a dedicar para crear negocios exitosos.

Sin embargo, no todo es tan fácil como parece.

Cuando ya tenemos identificado el problema, buscamos ideas que parecen irreales.

Nos enfocamos en soluciones mágicas, en ideas muy ambiciosas.

Por ende, irrealizables.

Utópicas.

Y no.

Debemos pensar en ideas que se puedan convertir en negocios.

En ideas asumibles de acuerdo a lo que tenemos para empezar.

Si tenemos recursos suficientes, pensamos en grande.

Pero si no tenemos suficientes, pensamos en iniciar y luego expandirnos.

Lo que siempre debes tener claro es el enfoque.

No vamos a poder tapar el sol con un dedo.

Por ende, no tendremos la solución mágica para los problemas.

Incluso puede no tratarse de una solución definitiva.

Pero es una solución que la gente pagaría, que solucionaría el problema y que, a fin del día, nos generaría ingresos y nos mantiene motivados.

Si tu idea cumple con todo eso, es hora de seguir.

No olvides tus pasiones y talentos

La mejor forma de comenzar un negocio exitoso es basándote en lo que haces bien.

Todos tenemos pasiones que nos mueven.

Eso que nos invita siempre a ir, a buscar, a indagar más allá.

Como las personas que aman el fútbol.

Se compran el uniforme original del Betis.

Van siempre al Villamarín a ver los partidos.

Saben más de los fichajes que el diario Marca.

Así, apasionados.

Entonces, cuando quieren iniciar un negocio piensan en su pasión.

Y sí, montan un bar temático del Betis.

Les va bien. O no tan bien, pero la motivación es tan grande que siguen adelante.

Siguen hasta que lo logran.

Eso pasa porque siguen sus pasiones.

Las pasiones son un motor muy fuerte.

Para entender las pasiones, basta con responder:

– ¿Qué es aquello por lo que te dejarías la vida?

La respuesta a eso es una pasión.

– ¿Qué es aquello que te produce mucha indignación, ira, dolor?

La respuesta a eso es una pasión.

Una pasión es llevar tus sentimientos de alegría o de dolor hasta el límite máximo.

Tus pasiones son excelentes formas de buscar ideas de negocios exitosos.

Pero además de las pasiones están los talentos.

Todos tenemos algo en lo que destacamos.

Talentos, pues.

Unos jugamos bien al tenis.

Otros sabemos armar y desarmar un ordenador de sobremesa en minutos.

Muchos otros saben diseñar en AutoCAD sin haber estudiado nunca.

Por eso, a la hora de pensar en un negocio, piensan en sus talentos.

  • Montan una tienda de tenis o enseñan tenis los fines de semana.
  • Inician un negocio de personalización de ordenadores.
  • Empiezan un bufete de diseñadores de planos en AutoCAD

Y les va bien.

Porque puede ser mucho dinero o poco lo que ingresen, pero su talento les hace siempre estar motivados.

Un negocio de éxito es aquel donde el dueño siempre está feliz, contento.

Donde todos están felices de hacer lo que hacen.

Seguir tus pasiones y tus talentos es una buena forma de iniciar negocios exitosos.

Combina tus pasiones / talentos con los problemas que existen en la sociedad.

Y hazte esta pregunta:

  • ¿Cómo puedo solucionar los problemas que existen desde mis pasiones o talentos?

La respuesta será tu idea de negocios.

Haz un modelo de negocios

Ya hemos pasado el punto de las ideas.

Primera parte: Motivaciones – LISTO

Segunda parte: Ideas de negocios exitosos – LISTO

Ahora vamos a la parte técnica del asunto.

Donde hablamos de modelos y planes de negocios.

En sí, los garantes de que todo salga bien.

O los que evitan que todo se vaya al carajo en los primeros 30 días.

La primera fase de esto es el modelo de negocios.

Los negocios exitosos que existen partieron de un modelo de negocios claro.

Hoy en día existen muchas formas de hacer modelos de negocios.

Que si Canvas, que si Lean Startup,… hay para escoger.

Pero, en sí, ¿qué es un modelo de negocios?

Podría definirlo diciendo con una analogía.

Las motivaciones son el POR QUÉ

Las ideas son el QUÉ

Los modelos de negocio son el CÓMO

Por eso el modelo de negocios es tan importante.

Puedes saber por qué lo haces.

Puedes saber qué tienes que hacer.

Pero si no sabes cómo hacerlo, corres muchos riesgos.

  • Corres el riesgo de tardarte más de lo debido, por lo que la competencia podría llegar y solucionar el problema antes que tú.
  • Podrías tener una curva de aprendizaje innecesaria.
  • Te puedes andar mucho por las ramas, cuando la forma de hacerlo era muy simple.

Para evitar todo eso es que se realiza el modelo de negocios.

Realiza un plan de negocios

Llegados a este punto, ya tenemos una idea clara de cómo vamos a conseguir lo que queremos.

Pero todavía hay algo más.

Una de las claves de los negocios exitosos es tener un plan.

Un plan redactado, escrito, impreso y puesto como un mantra.

Es “la constitución” que rige todas las leyes de tu futura empresa.

La biblia de los negocios es un plan de negocios.

Perdón por decir negocios 2 veces en la misma línea.

Mientras el modelo se enfoca en saber cómo se harán las cosas, el plan va un paso más allá.

El plan profundiza en aspectos técnicos, de mediciones y viabilidad.

El plan es un documento escrito que, para los que tienen pereza, puede basarse en un análisis DAFO.

Debilidades.

Amenazas.

Fortalezas.

Oportunidades.

Un plan de negocios tiene en cuenta esos aspectos y nos ayuda a visualizar a lo que nos enfrentamos a emprender esa idea.

  • Nos ayuda a conocer las debilidades de la idea. De esa manera podremos “blindarla”.
  • Encontraremos las amenazas. La competencia, cambios en el mercado, soluciones alternativas posibles, alguien ofreciendo lo que queremos ofrecer por menor precio. ¿Qué amenaza la rentabilidad de nuestro negocio?
  • Describiremos las fortalezas. ¿Por qué tendremos éxito? ¿Qué características hacen diferente a nuestra idea?

Las fortalezas nos permiten encontrar nuestro “valor de marca”. Destacar nuestras fortalezas hará que la marca parezca invencible.

  • Encontramos nuevas oportunidades. Tal vez la idea parezca espectacular. Pero redactando el plan de negocios encuentras decenas de ideas mucho mejores.

El plan de negocios es un documento técnico, pensado, con mucha matemática porque hay que analizar que realmente es viable la idea.

Pero no es un documento rígido.

Se puede modificar y mejorar con el tiempo.

Las sociedades cambian. Las empresas también.

Los planes de negocios se actualizan constantemente.

Sin embargo, el riesgo de iniciar sin un plan es tan grande que es una de las causas de quiebre de muchas empresas jóvenes.

Tu idea de negocios no debe tener fecha de caducidad

Pues, ya hemos culminado 3 partes.

Primera parte: Motivaciones – LISTO

Segunda parte: Ideas de negocios exitosos – LISTO

Tercera parte: Plan de negocios – LISTO

Te he brindado en esas 3 partes 7 claves para iniciar negocios exitosos.

¡¡¡7 CLAVES!!!

Y todavía faltan 3.

Estas últimas tienen que ver con pulir detalles y tener conocimiento de algunos términos que serán de importancia más adelante.

Pero que debes conocer antes de lanzarte al agua.

Primero que nada debes buscar un negocio que no tenga fecha de caducidad.

Piensa por un momento en el cabreo de un importador de máquinas de Fax en el 2009.

Menudo cabreo.

Ya el Fax ha quedado obsoleto.

Esa era una idea con fecha de caducidad.

Sus días estaban contados.

Debes buscar una idea que no sea pan para hoy y hambre para mañana.

Algo con lo que puedas trabajar y ganar dinero durante los próximos 30 años como mínimo.

100 o 200 si quieres cambiar el mundo.

Una idea que esté en constante desarrollo.

Un sector de negocios que apenas esté comenzando a evolucionar.

No busques lo más fácil, porque a menudo es lo más fácil de caducar también.

Piensa en la escalabilidad

Tal como lo ves en la imagen.

La escalabilidad significa que puedas seguir trabajando lo mismo y generar más ingresos.

Cuando para ganar más dinero tienes que trabajar más tiempo, más duro, esa idea no es escalable. Ese trabajo no es escalable. Siempre ganarás lo mismo si trabajas lo mismo.

Pero cuando ganas más dinero sin aumentar tu ritmo de trabajo, esa idea es escalable.

Debes buscar una idea y un negocio que te permitan generar más dinero y ayudar a más gente sin tener que aumentar tu carga de trabajo.

Porque por mucha pasión y motivación, no es sano estar 20 horas trabajando y 4 horas durmiendo.

No es sano.

Si la idea que has tenido no es escalable, piensa que ahora es el momento de cambiarla.

Ahora mismo. Incluso antes de empezar.

Después de empezar es muy difícil cambiar un modelo no escalable por uno que sí lo sea.

La escalabilidad es muy amiga del concepto de ideas evergreen (sin fecha de caducidad).

Así que si encuentras un modelo escalable y que sea también “siempre verde”, habrás encontrado una de las pocas gallinas de huevos de oro que quedan en el mundo.

Enhorabuena.

Eres mi héroe.

Mi modelo a seguir.

Debes entender el apalancamiento

Apalancamiento significa, tal cual el sistema de palancas, impulsar.

Crecer exponencialmente.

No crecer 1, 2, 3, 4,…

No.

Crecer 1, 5, 20, 44,…

Sí.

El apalancamiento significa ser escalable aún cuando la idea no es escalable.

Puede ser apalancamiento financiero (usar el dinero de otras personas), operativo (usar el tiempo de otras personas) o total (usar recursos de todo tipo de otras personas).

De esa manera tu negocio crecerá más cada vez, sin que tengas que trabajar más cada vez.

Entender el apalancamiento es una de las mejores maneras de mantenerse siempre en crecimiento.

Sí, es riesgoso.

A menudo supone contraer deudas, suscribir acuerdos.

Pero si se utiliza bien, es una bendición.

Es como usar el interés compuesto a tu favor.

Pues, hasta aquí hemos llegado en esta búsqueda de las claves para que tu próximo emprendimiento tenga éxito.

Y ya. Conoces 10 claves para crear negocios exitosos.

En resumen, esto fue lo que sucedió:

Primera parte: Motivaciones – LISTO

Segunda parte: Ideas de negocios exitosos – LISTO

Tercera parte: Plan de negocios – LISTO

Cuarta parte: Leído el artículo – LISTO

Quinta parte: Emprendimiento – Loading…

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *